10 años muy difíciles

Publicado por: ECOLECTIA En: Actualidad Mundial El: Opinión: 0 Me gustas: 470

Global Warming Earth

Hemos empezado el año con los retos de redes sociales de mostrar el antes y el después de los últimos 10 años para ver la evolución –o involución- de los usuarios. Desde Ecolectia quisimos ir más allá, enseñando cómo ha cambiado nuestro planeta y la sociedad esta última década.

Para ello hemos hecho unos montajes con imágenes de lugares y espacios que levantaron mucho debate porque no se sabía si era exactamente el mismo sitio. La respuesta es muy clara: No son el mismo sitio exacto en la mayoría de los casos y ni tan siquiera tenemos la certeza de que hayan pasado los 10 años. Sentimos defraudaros a algunos, pero sabemos que la inmensa mayoría de los que os indignasteis y compartisteis las imágenes captasteis que era un mensaje de crítica hacia dónde está yendo el planeta. A todos vosotros gracias.

A los que únicamente criticabais las imágenes porque decíais que era “fake”, lamentamos informaros que realmente no son falsas… Son hechos reales y contrastados que pasamos a explicar a continuación. Negar el mensaje porque no se ajusta por completo a las reglas del reto no os hace más astutos ni inteligentes, más bien al contrario. El mundo ha empeorado mucho estos últimos 10 años.

El Amazonas sigue deforestándose y se ha alcanzado su peor índice en esta década, llegando al máximo del 14% en agosto de 2017 según el INPE (Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais). 

Amazonas deforestación satélite

Estas dos últimas décadas se llevan tomando imágenes en satélites y monitorizado dónde se producen las talas ilegales y dónde va ganando terreno la agricultura intensiva. A pesar de los esfuerzos por los anteriores gobiernos brasileños la deforestación del Amazonas ha sido imparable y estamos ante uno de los grandes problemas medioambientales del planeta porque nos influye a nivel global.

¿Esta imagen es real? Sí, de dos espacios diferentes dentro del Amazonas. La primera virgen y la segunda deforestada.

El siguiente caso es el del lago Chad. Ahí no hay ni un solo argumento en contra de esta realidad tan alarmante. El lago Chad se ha ido evaporando poco a poco las últimas décadas debido al uso insostenible del agua y al consumo humano, aparte del gran freno de lluvias sobre la zona debido al cambio climático.

Lo que antes era un pequeño mar en mitad del continente africano y daba de subsistir a los pueblos limítrofres de Níger, Chad, Nigeria y Camerún ahora es un conjunto de pequeñas charcas sin vida, y que unido a la violencia de Boko Haram, se obliga a las poblaciones a huir al sur y convertirse en desplazados.

La conferencia de donantes para la región del lago Chad lo dice bien claro: afecta a 11 millones de personas y es a día de hoy la catástrofe humanitaria más silenciada.

Otra imagen que levantó revuelo fue la de la comparación de barrera de Coral.

¿Es una imagen falsa? No. Es la Gran Barrera de Coral a día de hoy, salvo que la otra imagen, su estado original, tiene menos de 10 años. En cuestión de sólo unos meses, diversos tramos de la cadena australiana de coral va desapareciendo, pasando primero de una fase de blanqueamiento al oscurecimiento por las algas, una vez que los microorganismos del coral mueren.

Como explica Greenpeace la Gran Barrera de Coral se encuentra en “estado terminal”. El blanqueamiento masivo de este espacio único medioambiental afecta actualmente a dos tercios. Según los científicos son ya cientos de kilómetros de coral que ya no tienen ninguna posibilidad de recuperarse: Por culpa del calentamiento global y la acción del hombre estas colonias milenarias sencillamente están muertas. Y este blanqueamiento de la Barrera se extiende hacia el Sur, el único espacio de la barrera que hasta ahora estaba intacto.

Pero no os preocupéis, lo que perdemos de espacios naturales, los ganamos en plástico…

Opiniones

Deje su opinión

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre