COP24: El cambio climático se combate, no se debate.

Publicado por: ECOLECTIA En: Actualidad Mundial El: Opinión: 0 Me gustas: 573

Tras la cumbre del clima de la ONU celebrada en Katowice, conocida como COP24, podemos darnos cuenta de cuál es el estado de salud del Acuerdo de París y cuáles son los nuevos retos que tendremos la próxima década.

¿Ambición? La que les faltó a los gobiernos frente a la presión de expertos reunidos en la capital de Silesia estos días. Las presiones del grupo de países más conservadores y escépticos encabezados por Estados Unidos, Rusia y Arabia Saudí dinamitaron las negociaciones lideradas por la Unión Europea y el grupo de países en desarrollo y pequeños Estados insulares amenazados por la subida del nivel del mar.

Retomando el punto de inicio de la COP24, tenía como finalidad continuar con el Acuerdo de París de 2015 cuyo principal objetivo era que la temperatura media del planeta no superase los 2°C y que se intente incluso que quede por debajo de los 1,5°C. Limitar el calentamiento a 1,5°C en lugar de en 2°C es incluso más ventajoso porque se limita la exposición de 420 millones de personas menos a olas de calor mortíferas y se podrían salvar algunos arrecifes de coral tropicales y reducir la desaparición de especies de flora y fauna en numerosos bosques y humedales.

Sin embargo, el cambio climático según el informe de expertos del IPCC (Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático) ya está aquí sólo con el aumento de 1°C: Las condiciones meteorológicas son más extremas, ha aumentado el nivel del mar y se han reducido los casquetes glaciares del Ártico.

Los países han de presentar planes para recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero de manera inmediata. Un 45% la próxima década y un 100% en 2055-2060.

El gran fracaso destacable de la COP24 ha sido que a pesar de los informes del IPCC que advierten que sólo nos quedan 12 años para salvar el planeta y no superar los 1,5°C, el acuerdo acabó sin ninguna promesa clara de acción climática y únicamente se sentaron las líneas en cuestiones procedimentales.

Estas cumbres necesitan un acuerdo unánime de casi 200 países, algo muy complejo y que frena las posturas de bloques, o más bien de bloqueos provenientes de los negacionistas. Sin embargo, lo único positivo ha sido la clara determinación por el multilateralismo como solución al cambio climático. El libro de reglas es la hoja de ruta para cumplir con París en que se marcan normas comunes vinculantes para la transparencia y revisión, fundamentales para la lucha contra el cambio climático y que todavía no se habían aprobado de manera oficial. El compromiso para la adaptación de los mecanismos de revisión periódica (Balance Global o Global Stocktake), y la financiación para la acción climática de países en vías de desarrollo sí que son grandes avances, pero insuficientes porque llegamos tarde.

Según Jennifer Morgan, Directora de Greenpeace International “Un año de desastres climáticos y una terrible advertencia de los mejores científicos del mundo debería haber conducido a mucho más aquí en Katowice. En vez de eso, los gobiernos han defraudado al mundo otra vez. Han ignorado la ciencia y, al hacerlo, han ignorado la difícil situación de las personas vulnerables.”

Son muchas las lagunas que quedan en esta cumbre de Katowice. Por ejemplo, no se ha acordado un compromiso colectivo claro para las NDCs (Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional).

También se bloquearon las negociaciones de las cuotas de los mercados de carbono (intercambio de cuotas de emisiones de gases de efecto invernadero), especialmente, por las presiones de Brasil, se decidió que este tema fundamental sea tratado el próximo año, cerrándose la COP24 sin compromiso alguno en esta materia.

En la declaración final el grupo encabezado por EEUU negaba las conclusiones de los expertos de IPCC, que querían restarle importancia, frente al grupo de países más convencidos que querían que toda esta información científica consensuada estuviera en el centro de las negociaciones y del último acuerdo.

Finalmente las conclusiones del IPCC están presentes ya que se reconoce que toda esta base científica ha de servir para que los países tomen sus propias líneas de acción.

Falta coordinación, falta confianza y falta mucha ambición. El Acuerdo de París era la base, Katowice sigue siendo la base y parece ser que nuestros gobernantes presionados por los lobbies del carbón y del petróleo no son capaces de pasar de las buenas palabras a los hechos. No necesitamos debatir sobre el cambio climático sino combatir el cambio climático desde ya.

Opiniones

Deje su opinión

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre